+57 301.428.1886 estudia@rhemaschool.com

Muchos nuevos padres se preguntan a qué edad deben entrar un niño al colegio y qué debe aprender en sus primeros años de vida. En este artículo te daremos la respuesta.

Hace unos años, mi esposa y yo nos encontrábamos en una reunión de padres homeschoolers (que educan a sus hijos en casa). Una mamá nueva en el grupo estaba muy ansiosa preguntando por currículos de matemáticas y lenguaje para empezar a enseñarle a su hijo en casa, pidiendo materiales y ayuda de los otros padres en el grupo.

Obviamente, el material didáctico y pedagógico depende de la edad del estudiante. Cuando alguien le preguntó qué edad tenía su hijo, la inquieta mamá dijo: 18 meses.

Yo no lo podía creer. ¿Por qué tanto afán para que un bebé aprenda a leer y a reconocer los números? A esa edad, todo lo que los niños necesitan es desarrollar su motricidad jugando y recibir mucho amor y cuidado de sus padres.

Es comprensible que como madre te sientas ansiosa por enseñarle habilidades académicas e intelectuales a tus pequeños, pues quieres lo mejor para ellos. Pero debes entender que cada etapa del desarrollo de un niño es única y no hay necesidad de acelerarla.

Nuestro hijo menor tuvo dificultades para aprender a leer y se demoró mucho más que sus compañeros de clase, pero hoy en día, en su adolescencia, es un ávido lector que devora libros enteros en un par de días.

Los niños comienzan a explorar su autonomía entre los 18 y 24 meses de edad, aprendiendo a caminar por sí mismos e imitando el lenguaje que escuchan a su alrededor. Son capaces de jugar un poco de tiempo por sí solos e incluso tener cierta interacción con otros niños.

Es a esta edad que algunos padres entran a los niños a la guardería o a un jardín infantil.

Aunque muchas veces la decisión de entrar a un niño a la escuela responde a las obligaciones de trabajo de los padres, también hay que tener en cuenta las capacidades y la madurez emocional de los niños.

Enviarlo a la guardería o el colegio significa que estará por varias horas por fuera de la seguridad del hogar y en un ambiente diferente.

En esta etapa tan temprana no es necesario que los niños aprendan a leer y escribir, así algunos programas educativos prometan hacerlo desde los 3 años. No es que no puedan lograrlo, sino que no es lo recomendable.

Según la política pública de primera infancia del país, citada por la revista Semana, en la primera infancia existen cuatro actividades por desarrollar con los niños en casa o en el jardín: jugar, contar historias, realizar cualquier expresión artística, y explorar el mundo.

Los expertos dicen que el jardín es un lugar para jugar y explorar el mundo, no para aprender a leer. Antes de la formación académica, los niños deben aprender habilidades sociales y emocionales.

¿Cuál es la edad ideal para empezar el colegio entonces?

En Colombia y en muchos otros países, los niños comienzan formalmente el colegio a los 6 o 7 años. A esta edad empiezan a adaptarse a un horario escolar, a relacionarse con profesores y compañeros y a seguir una formación académica.

En Finlandia, por ejemplo, donde se dice que tienen el mejor sistema educativo del mundo, sólo enseñan a leer a partir de los 6 años y es muy común que muchos finlandeses no empiecen el colegio hasta los 8 años. Antes de esa edad la pasan en casa o en un programa preescolar donde se enfatiza el juego y las habilidades sociales.

Un estudio en Dinamarca mostró que retrasar la formación académica formal hasta los 7 años trae beneficios psicológicos y de salud mental. El estudio comparó niños que entraron al colegio a los 6 años con niños que entraron a los 7 años y encontró que los que entraron un año más tarde tenían mayor auto control, menos falta de atención y menos hiperactividad. Estos resultados continuaron hasta los 11 años de edad cuando les hicieron un seguimiento.

¿Es importante la educación preescolar?

Si la educación académica no debe empezar hasta después de los 6 años, entonces, ¿el preescolar sirve para algo?

Según los expertos, antes de los 6 años los niños deben estar en casa o en ambientes de aprendizaje que fomenten el juego y la creatividad.

El Dr. David Whitebread, un experto en psicología del desarrollo de la Universidad de Cambridge, ha mostrado la importancia del juego en el desarrollo de los niños de edad preescolar, diciendo que cuando los niños juegan no solamente se divierten sino que también aprenden.

El juego es la forma en la que los niños aprenden a experimentar su mundo y el de los demás. Cuando les damos el tiempo, el espacio y el permiso para jugar, les ayudamos a desarrollarse en su mente y en su bienestar. De hecho, la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconocer el juego como un derecho de cada niño.

Los investigadores dicen que jugar trae estos beneficios para los niños de preescolar:

  • Promueve la creatividad y la curiosidad
  • Enseña a los niños a comunicarse
  • Provee los fundamentos para la lectura, los números y el desarrollo del lenguaje
  • Desarrolla la cooperación y la resolución de problemas
  • Incrementa la actividad física
  • Desarrolla habilidades motrices como el balance y la coordinación entre los ojos y las manos
  • Incrementa la resiliencia y los mecanismos de supervivencia
  • Provee un escape para las emociones y ayuda a establecer límites
  • Desarrolla la empatía y el entendimiento de los demás
  • Mejora la concentración y el enfoque

La Dra. Kathleen McCartney, que fue decana de Educación (Posgrados) de la Universidad de Harvard dice que los niños ganan mucho de un preescolar, pues allí no sólo son expuestos a diferentes conceptos y formas sino que aprenden a socializar, a relacionarse con otros niños, a compartir, a esperar su turno y a contribuir al grupo.

Además de la socialización, el preescolar le da a tus hijos un ambiente donde pueden aprender de sí mismos, explorar, jugar con otros niños, y generar auto confianza. En preescolar, los niños descubren que son capaces de hacer cosas por sí mismos, experimentan con objetos y texturas que no tienen en casa y comienzan a tomar decisiones propias.

Entre los 3 y los 6 años, los niños empiezan a preguntar “por qué” y otras preguntas maravillosas acerca del mundo a su alrededor. Un buen preescolar le da la oportunidad de que encuentren las respuestas a través de la exploración, la experimentación y la conversación.

¿A qué edad debe entrar un niño a preescolar?

La mayoría de preescolares reciben niños desde los 3 años, pero algunos los aceptan desde los 2 y medio (aunque generalmente no están listos a esa edad).

Hay preescolares que son medio tiempo y otros de jornadas más largas. La elección depende de la situación de la familia, del horario de trabajo de los padres y del temperamento del niño o la niña.

¿Cuáles son las características de un preescolar de calidad?

Es muy importante escoger un preescolar de calidad para tus pequeños. Lo básico que debes mirar son las instalaciones: deben ser limpias y seguras, un lugar al aire libre para jugar (preferiblemente con naturaleza y no sólo cemento).

Debe también tener materiales de arte, juguetes apropiados para su edad y libros. Todos los anteriores en buena condición.

Mira si la atmósfera del lugar es amigable y divertida, si las paredes son coloridas y si los trabajos de los estudiantes se ponen en las paredes a la altura de los pequeños.

En cuanto a la enseñanza, asegúrate que tendrán tiempo para hacer actividades diferentes y que desarrollarán sus capacidades creativas y artísticas, sus habilidades motrices (con la danza, por ejemplo) y el lenguaje (incluso la exposición a una segunda lengua).

Finalmente, asegúrate de sentirte cómoda con la institución y los maestros, sabiendo que vas a dejar a tu pequeño en un lugar donde lo van a cuidar y va a sentirse feliz.

Tipos de educación preescolar

Existen muchos tipos de educación preescolar así como diferentes pedagogías alternativas como la Reggio Emilia, la Montessori y la Waldorf.

En Rhema School hemos desarrollado un programa de preescolar alrededor de la danza. La danza y la música son más que formas de pasar el tiempo entretenidamente. La danza le ayuda a los niños a desarrollar su motricidad, a comunicarse y expresarse por sí mismos, a ganar en autoconfianza y mucho más.

Mira el siguiente video acerca de Rhema Preschool.

Rhema Preschool es un programa de educación alternativa para niños de 3 a 6 años en el Oriente Antioqueño.  Aprende más aquí.

Comentarios de Facebook

Share This