+57 300.929.1090 | WhatsApp: +57 301.428.1886

Vimos por las ventanas cómo el cielo de la tarde se volvía rosa, y el sol tenía un aspecto de fin del mundo.

Nos avisaron por las noticias no salir porque el aire estaba lleno de partículas que no se podían respirar y la temperatura era superior a los 35 grados.

Los expertos lo llamaron una ola de calor. Pero los dueños de las casas que tuvieron que huir por las llamaradas del incendio forestal que asediaba sus barrios, lo llamaron el infierno.

El tema del cambio climático es una realidad para todas las edades en todos los continentes.

EL CAMBIO CLIMÁTICO

Inundaciones en Europa, sequías en América del Norte, el fenómeno de la Niña en América del Sur, huracanes en el Golfo de México, terremotos, tsunamis.

Estas noticias nos están acompañando hace ya algunos años, pero sólo hasta ahora estamos poniendo atención.

¿Cómo puedes hablarle a tus hijos sobre el cambio climático?

¿Cómo abordar el tema que en una parte de Groenlandia donde nunca había llovido (sólo nevado), según registros, sufrió un descongelamiento de su capa de hielo porque llovieron siete mil millones de toneladas de agua?

Temas como éstos no se abordan en los colegios tradicionales, porque los libros están desactualizados.

Pero es una realidad que debemos abordar tanto padres, como maestros para que todos pongamos nuestro granito de arena.

LO QUE EL CAMBIO CLIMÁTICO ESTÁ GENERANDO

Tengo varias amigas psicólogas que me han contado con angustia, que cada vez más niños entre 8 y 14 años están deprimidos.

Este era un fenómeno que sólo se veía en familias muy conflictivas que tenían padres involucrados con drogas, crimen o pobreza. Hoy, esas variables cambiaron.

Los niños se están deprimiendo porque hay una enfermedad rondando a la vuelta de cada esquina, porque hay una vacuna que hay que aplicarse (pero algunos adultos dicen que es peor que la enfermedad), porque estamos encerrados y no sabemos qué hacer y porque la tierra se está quemando.

¿Entonces para qué estudiar si no hay futuro?

Y esta causa de depresión es preocupante. Todos estamos bombardeados de noticias sobre lo que pasa alrededor del mundo y todo llega en un instante.

DESASTRES NATURALES

Fuegos en Australia que causan problemas en Colombia.

Fuegos en California que invaden de humo el resto del país.

Inundaciones en Europa, producidas por el cambio climático y descongelamiento de las capas polares que causaría el incremento del nivel del mar y la desalinización de los mismos.

Según una encuesta de la Fundación de la Familia Kayser del Washington Post, los jóvenes muestran altos niveles de preocupación por el tema del cambio climático.

Pero también muestra la disposición del público para hacer cambios a sus rutinas para mejorar la situación.

Ocho de cada diez personas dicen que el ser humano es el culpable del cambio climático y el responsable del cambio.

LO QUE PODEMOS HACER COMO PADRES PARA ALIVIAR LAS CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Una de las cosas que como padres podemos hacer es salir con nuestros hijos.

Salir a montar en bicicleta o a caminar, mostrarles lo bella que es nuestra naturaleza, nuestros ríos, nuestros bosques, las plantas silvestres.

Salir y mostrar lo verde y lo azul de nuestra querida tierra.

Ya que a diferencia de lo que piensa Elon Musk, el fundador de Tesla, no podemos ir a colonizar a Marte, como lo muestra una columna de la Revista de Harvard.

O a diferencia de Jeff Bezos, el fundador de Amazon, quien está en la misma carrera de Musk para salir de esta tierra porque ya la arruinamos, aún estamos a tiempo de cambiar.

Otra cosa que podemos hacer es ratificar que no es la responsabilidad de las próximas generaciones de arreglar este planeta.

De hecho, es la responsabilidad conjunta de todos los seres humanos que HOY podemos hacer algo, como tú o como yo.

  • Lavarnos los dientes o los platos con la llave cerrada.
  • Acortar nuestras duchas.
  • Utilizar los medios masivos de transporte, bicicleta o caminar, en lugar de siempre utilizar el auto.
  • Crear tu propia huerta.
  • Reciclar
  • No comprar nada de plástico
  • Hacer compostaje con los residuos orgánicos.

Empoderar a los niños y a los jóvenes a través de la acción y la educación es hacer algo para evitar las graves consecuencias del cambio climático.

Esto va a remover la sensación de impotencia que están generando los titulares de los periódicos del mundo.

Estas son algunas de las cosas que podemos hacer en familia para mejorar el cambio climático.

CONCLUSIÓN

El cambio climático es un problema global y como tal necesita soluciones globales.

No es la responsabilidad de las próximas generaciones, es nuestra responsabilidad, hoy.

Debemos informarnos y tomar acción. Hacer cambios como familia. Conversar acerca de que este es nuestro único planeta y como tal tenemos que conservarlo.

Así podemos impactar a nuestros jóvenes para que tengan el conocimiento y lleguen a la adultez con la conciencia de cambio.

Y esto es lo que enseñamos en Rhema School. Temas relevantes a nuestro tiempo, temas relevantes para crear curiosidad en nuestros chicos para que aprendan a pensar en términos de soluciones creativas. Pide tu Rhema Day hoy.

Comentarios de Facebook

Share This