+57 300.929.1090 | WhatsApp: +57 301.428.1886

Los humanos montaron a caballo y carruajes empujados por caballos por decenas de siglos.

Aunque el primer carro motorizado fue creado en Alemania en 1886, no fue hasta 1908 que se comenzó a usar masivamente, cuando Henry Ford popularizó el «carruaje sin caballo».

Los primeros carros eran rudimentarios, ruidosos y solo alcanzaban una velocidad de 30km por hora.

A medida que la tecnología avanzaba, se construyeron carreteras, estaciones de gasolina y toda una infraestructura para que la sociedad pasara de los caballos a los automóviles como el principal medio de transporte.

Hoy en día, los automóviles son más rápidos, eficientes y seguros que nunca. Son parte esencial de nuestra vida diaria y a nadie se le ocurriría decir que los caballos son mejores (a no ser como un hobby o deporte).

Y así como el automóvil y el transporte como tal evolucionaron, la educación está evolucionando (aunque mucho más lentamente).

La educación tradicional

El modelo tradicional de educación que se usa en la mayoría de colegios y escuelas alrededor del mundo tiene unos 200 años de creado. Como los caballos en la antigüedad, la educación tradicional fue suficiente para la sociedad moderna que necesitaba empleados en las fábricas y trabajadores en oficios manuales.

Pero una vez entramos a la era de la información, las necesidades cambiaron. Se necesitaban nuevas habilidades que respondieran a los avances tecnológicos.

Las universidades fueron las primeras en cambiar, tanto en las carreras que ofrecían, como en los métodos de enseñanza.

A principios de los años 90, la Universidad de Phoenix en los Estados Unidos fue la primera en ofrecer programas universitarios completamente en línea. Otras universidades siguieron su ejemplo en los años siguientes.

Pero la velocidad del cambio no era suficiente para la demanda. Por ejemplo, las empresas necesitaban miles de programadores de software cada año, pero el número de graduados de ingeniería de sistemas de las universidades no era suficiente para llenar todos esos trabajos.

La educación alternativa

Por eso en el 2012, se lanzaron los primeros MOOCs (Massive Open Online Courses), cursos en línea gratuitos o pagos en plataformas como Udacity, que permitían a los estudiantes tomar clases asincrónicas a su propio paso.

Estas plataformas ofrecen las credenciales y el entrenamiento necesario para que los estudiantes aprendan a programar y crear software en cuestión de meses, sin tener que ir a la universidad por varios años.

Hoy, las plataformas de educación en línea como Coursera, EDX, Udemy, Domestika y otras, ofrecen cursos de todo tipo, desde artes hasta salud y belleza.

Sin embargo, durante toda esta revolución educativa, la educación básica primaria y secundaria se rehusó a transformarse. Los currículos de los colegios públicos y privados siguieron enseñando las asignaturas clásicas.

El colegio virtual

Es como si el tiempo se hubiera detenido en las aulas de clase. El resultado es que millones de estudiantes se sienten aburridos en el colegio.

Ni los colegios tradicionales ni los colegios virtuales están respondiendo al cambio cultural y tecnológico del siglo 21. Clic para tuitear

Ya no le ven relevancia a memorizar datos históricos que fácilmente pueden encontrar en internet o a aprender fórmulas matemáticas que una computadora o software hacen en menos de un segundo.

Luego vino la pandemia de Covid-19 que forzó a todos a recibir clases en línea. Esto empeoró la situación.

Los profesores no estaban preparados para el cambio y empezaron a improvisar. Fue como si a principios del siglo 20, miles de personas fueran forzadas a pasar del caballo al carro de un día para otro.

Los colegios tradicionales se dedicaron a enviar talleres para desarrollar en casa, o trataron de manejar grupos de Zoom con 30 o más estudiantes, sin éxito.

Un nuevo modelo de educación: E-School

Antes de la pandemia ya existían algunos colegios virtuales ofreciendo los cursos de la educación tradicional en línea, pero no eran muy populares.

Pero al no poder enviar a sus hijos al colegio presencial, muchos padres decidieron intentar los colegios virtuales.

Estos colegios virtuales tratan de imitar el éxito de los MOOCs. Sin embargo, son lo mismo que los colegios tradicionales, simplemente a través del internet y con un agravante: son clases pre-grabadas (o videos de YouTube) donde no hay interacción con otros estudiantes ni con los profesores.

Los estudiantes siguen viendo el modelo pedagógico tradicional centrado en los contenidos y las evaluaciones estandarizadas que castigan el error.

Ni los colegios tradicionales ni los colegios virtuales están respondiendo al cambio cultural y tecnológico del siglo 21.

Es por eso que necesitamos un nuevo modelo educativo relevante al mundo de hoy y que prepare a los niños para el mundo del mañana.

Ese modelo es el E-School, una educación en línea, alternativa no tradicional.

El E-school toma lo bueno de los modelos existentes y los mejora, además de innovar constantemente según avanza la tecnología y las necesidades del mercado laboral y profesional.

Es por eso que hemos decidido cambiar nuestro nombre de Rhema School a Rhema E-School, con el compromiso de transformar la educación e impactar positivamente a nuestros estudiantes y sus familias. Clic para tuitear

Características E-School

Estas son algunas de las características de un E-School:

En Rhema hemos venido practicando estas características desde antes que empezara la pandemia y hemos visto el impacto que ha tenido en familias en Colombia, Chile, Perú y Panamá.

Y aunque hasta ahora hemos sido reconocidos como un colegio virtual alternativo, nuestra intención es diferenciarnos aún más, ya que nuestra filosofía y metodología son diferentes a los colegios virtuales existentes en el mercado.

Tan diferentes como un coche de caballos y un automóvil modelo 2022.

Un graduado de Rhema E-school tiene mentalidad de emprendedor y puede empezar un negocio si así lo desea, pues desde el colegio ha creado ideas de negocio y ha aprendido sobre finanzas, mercadeo, publicidad y ventas. Clic para tuitear

Rhema E-School

E-School es una nueva categoría educativa que refleja los valores de Rhema: Felicidad, Innovación y Propósito.

Es por eso que hemos decidido cambiar nuestro nombre de Rhema School a Rhema E-School, con el compromiso de transformar la educación e impactar positivamente a nuestros estudiantes y sus familias.

A través de la Pedagogía TEAM, nuestros estudiantes aprenden sobre tecnología, emprendimiento, arte y mindfulness desde los 6 años.

Mientras que un bachiller tradicional se gradúa con conocimientos básicos de matemáticas, ciencias sociales, ciencias naturales, y lenguaje, un graduado de Rhema aprende eso y mucho más.

Graduado de Rhema E-School

Un graduado de Rhema E-school sale preparado para el mercado laboral porque sabe de programación informática, habla y entiende el inglés, sabe de diseño gráfico, fotografía, y usa las últimas herramientas tecnológicas con destreza.

Un graduado de Rhema E-school tiene mentalidad de emprendedor y puede empezar un negocio si así lo desea, pues desde el colegio ha creado ideas de negocio y ha aprendido sobre finanzas, mercadeo, ventas y todo el proceso para tener un negocio exitoso.

Un graduado de Rhema E-school es una persona creativa, pues ha explorado el mundo de las artes, pintando, dibujando, haciendo animación, escribiendo cuentos y novelas, videos y podcasts, y mucho más.

Un graduado de Rhema E-school sale preparado para la vida, pues ha practicado el mindfulness y la inteligencia emocional por años. Sabe pensar críticamente y toma decisiones con sabiduría.

Bienvenidos a Rhema E-School, el colegio del futuro.

Comentarios de Facebook

Share This